Cultiva tu cuerpo… bailando

A través del baile, los niños conocen su cuerpo, poniéndose en contacto con sus recursos personales y potenciando sus habilidades naturales. Realizan juegos, ejercicios y actividades divertidas, con equipo y material didáctico variado, siempre con diferentes estilos musicales y fundamentos básicos del ballet clásico.

En un espacio idóneo, la estructura de la clase, el ritmo y el movimiento coreográfico promueven que los niños se atrevan a explorar, aprender, crear y expresarse física y emocionalmente.

Algunos beneficios que los niños reciben con las clases de baile son: coordinación, flexibilidad y agilidad de movimiento y equilibrio, ritmo musical, concentración, memoria, estimula la circulación sanguínea y el sistema respiratorio, favorece la eliminación de grasas, contribuye a corregir la mala postura y mejora el tono muscular, al mismo tiempo que desarrollan habilidades sociales, estimulan su creatividad y generan mayor confianza en sí mismos y una autoimagen positiva.

bailando
Show Buttons
Hide Buttons